jueves, 3 de septiembre de 2015

Odin Teatret-Above the skin-día 6

Día 6 (16-08-2015)

Hoy es el último día completo en Odin Teatret, una experiencia que, sin duda, dejará una gran huella a nivel profesional y personal. 
Hoy tenemos la performance delante de público (artistas del Odin Teatret como Julia Varley, así como también el director, fundador y creador Eugenio Barba)
Hemos comenzado el día con el entrenamiento corporal y se podía apreciar desde primera hora de la mañana como nos afectaban los nervios. Posteriormente hemos hecho dos pases completos antes de irnos a comer. Tras la comida y hasta la muestra dedicaremos el tiempo a terminar de preparar la comida para todos los que nos sentamos a esa "última cena", concentrarnos y calentar.
Esta muestra está siendo única en todos sus aspectos, ya que tiene rasgos teatrales y estéticos pero también es un encuentro en el que vamos a comer y hablar con diferentes artistas. 

La muestra comienza con un viento que acecha la cena que está por llegar. La música de Bach en alternancia con el carácter bucólico impregna todo el acto teatral como una reunión en la que todos vivimos, desde diferentes perspectivas, un mismo hecho.
La performance avanza y con ella las primeras gotas caen sobre nuesta segunda piel, la comida llega y la lluvia es cada vez más fuerte. En ningún momento se detiene la representación, todo sigue hasta llegar a los postres e incluso luego cuando la barrera se rompe para que todos compartamos esa tarta y hablemos.

Son la 1:30 de la madrugada y este workshop ha llegado a su fin. Me da mucha pena terminar pues ha sido una semana muy intensa cargada de aprendizaje y emociones. Por suerte he podido compartir este curso con grandes personas y profesionales que durante estos días han sido una familia. 
Esta performance, realizada en el día de hoy, ha sido un muy buen "punto y seguido" para todo lo que ha sido y lo que queda por venir.

¡Salud y Arte!








2 comentarios:

  1. Bueno, Nerea: ante todo gracias por rescatar el sentido del Arte Escénico al transmitir generosamente una crónica rigurosa en los conceptos y evocadora de los mejores cometidos del Arte Escénico.
    El sabor nostálgico de un proceso que se acaba pone en valor justamente el proceso como núcleo del arte escénico y no el resultado o la rentabilidad. El compromiso del cuerpo en estado de arte es la columna vertebral que nos estimula.
    Estaba distraído y tal vez un poco desorientado mirando cotidianamente lo que ocurre con el vaciamiento de sentido en nuestro trabajo y tu crónica me devuelve a lo que tuvo y tiene sentido para mí. El trabajo en sí mismo más allá de la especulación económica o mediática.
    Gracias otra vez y a por más crónicas futuras que nos alimenten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tan rico comentario y por poner en valor lo que intento aportar a través de este blog. Gracias de corazón por las bellas palabras. Así da gusto seguir escribiendo

      Eliminar